El pensamiento organizacional permite alcanzar un desarrollo controlado de la empresa, además de ser una herramienta para alcanzar los objetivos deseados. Parecería una obviedad. Pero lo que debería ser una primera acción al generar un nuevo puesto de trabajo en realidad no lo es tanto. Es muy común encontrar en las empresas puestos de trabajo de roles y objetivos pre-definidos. Si analizamos detenidamente el trabajo de un individuo, dentro de una organización empresarial constituida, llegaremos a descubrir una variedad de puntos oscuros o el menos grises que atentan contra la Gestión apropiada, la rentabilidad, y el bienestar del propio individuo y empresa. ¿Cómo se llega a una situación, dónde las personas no saben exactamente para que están dentro de la empresa y cuál es la definición de su rol?. Inicialmente se debe a una mala estrategia organizativa.
read more